Cártel de la Leche

Cártel de Industrias Lácteas

El 11 de julio de 2019 (Exp. S/0425/12 INDUSTRIAS LÁCTEAS 2), la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) impuso una multa de 80,6 millones de euros a ocho empresas adquirentes y transformadoras de leche cruda de vaca y a dos asociaciones del sector por la comisión de prácticas anticompetitivas.

Ver nota de prensa aquí.

La citada resolución se dictó en el marco de un expediente en el que, en fecha 26 de febrero de 2015, ya contó con una resolución previa de la CNMC en la que se atribuía a las citadas empresas la comisión de conductas anticompetitivas y la obligación de abonar las consecuentes multas.

No obstante, a raíz de los recursos interpuestos por las entidades sancionadas en vía contencioso-administrativa y que fueron estimados parcialmente[1], se retrotrajeron las actuaciones del expediente a la CNMC para que se subsanara un defecto de forma detectado, se repitiera parte del procedimiento (el cual se había considerado nulo por haberse desarrollado a partir de dicho defecto) y, finalmente, se dictara nueva resolución.

En este sentido, en virtud de la nueva resolución, la CNMC ratifica la existencia de una infracción única y continuada del artículo 1 de la anterior Ley 16/1989 de defensa de la competencia, de la actual Ley 15/2007 de defensa de la competencia y del artículo 101 del TFUE, que englobaría prácticas de intercambio de información comercial sensible, que podrían haberse materializado en acuerdos de reparto del mercado de aprovisionamiento de leche cruda de vaca, fijación de precios de compra de dicha leche y control de sus excedentes.

Las conductas sancionadas se prolongaron durante los años comprendidos entre 2000 y 2013 (con diferencias en la duración de la infracción según la empresa), afectando el mercado de la producción y transformación de leche de vaca cruda en todo el territorio nacional.

Según la CNMC, las empresas sancionadas se reunían bien directamente, en lo que llamaron el G-4 o el G-5, bien a través de las asociaciones sancionadas, GIL (Gremio de Industrias Lácteas de Cataluña) y AELGA (Asociación de Empresas Lácteas de Galicia), siendo el objetivo de los intercambios de información el de consensuar y adoptar una estrategia conjunta para controlar el aprovisionamiento o compra de leche cruda de vaca.

El intercambio de información generó una coordinación entre las empresas acerca de políticas de precios y ganaderos (esto es, los productores de leche), y, con ello, un reparto del mercado de compra de leche, donde el ganadero no tenía poder de negociación frente a las sancionadas. Así, si un ganadero no aceptaba las condiciones ofrecidas por la empresa adquirente de leche no podía cambiar de comprador, por cuanto entre las empresas habían pactado que no aceptarían la leche de ganaderos asignados a otras empresas.

También debe tenerse en cuenta que, durante el periodo de duración del cártel, los ganaderos estaban obligados a alcanzar cierta cuota mínima de producción y el incumplimiento de ese mínimo podía comportar, legalmente, la pérdida del derecho de venta de leche. Así, los ganaderos se veían obligados a la venta de la leche al precio que se les imponía, no solo por el carácter perecedero de su producto, sino también porque la falta de cumplimiento de la cuota mínima atribuida les podía dejar fuera del mercado.

Las empresas sancionadas también alcanzaron un acuerdo de precios de compra de leche, bien pactándolos directamente o bien mediante una estrategia de liderazgo de precios, consistente en que durante un periodo concreto una de las empresas fijaba el precio que los demás participantes del cártel debían seguir, siendo este un liderazgo rotatorio, con el fin de evitar que esta práctica fuera detectada. Con ello consiguieron no tener que competir entre ellas y mantener un precio de compra de leche más bajo que si hubiera habido competencia en el mercado.

Asimismo, el intercambio de información les permitió llegar a acuerdos para el control de los excedentes de leche cruda de vaca, mediante la conversión de leche cruda en leche en polvo y la creación de stock, lo que repercutía, de nuevo, en los precios de la leche y tener un mayor control sobre el precio de la leche.

Tal y como se desprende de todo lo anteriormente expuesto, los perjudicados por el cártel son los ganaderos productores de leche, ya sea persona física o jurídica, que vendían la leche de vaca cruda a las empresas sancionadas.

Las empresas, multas y periodos por las que se las sancionó en la segunda resolución de la CNMC son las siguientes:

Empresa Multa Periodo
CALIDAD PASCUAL, S.A. 8.560.363 € Desde abril de 2007 a octubre de 2011
CENTRAL LECHERA DE GALICIA, S.L. (CELEGA) 53.310 € 2013
CORPORACION ALIMENTARIA PEÑASANTA, S.A. (CAPSA) 21.864.645 € Desde febrero de 2000 a septiembre de 2003 y desde enero de 2006 a junio de 2012
DANONE, S.A. 20.277.100 euros Desde abril de 2001 a julio de 2004 y desde febrero de 2006 a agosto de 2011
GRUPO LACTALIS IBERIA, S.A. 11.692.998 euros Desde febrero de 2000 a julio de 2004 y desde enero de 2006 a junio de 2012
NESTLÉ ESPAÑA, S.A. 6.860.000 euros Desde marzo de 2007 a febrero de 2010
INDÚSTRIAS LÁCTEAS GRANADA (antes PULEVA FOOD S.L.) 10.269.557 euros Desde abril de 2001 a abril de 2004 y desde enero de 2006 a febrero de 2010
SCHREIBER (antes SENOBLE IBÉRICA S.L.) 929.644 euros 2013

También sancionó a dos asociaciones por medio de las cuales se gestaron los acuerdos ilegales, por la cuantía y periodo de participación siguiente:

Asociación Multa Periodo
GREMIO DE INDUSTRIAS LÁCTEAS DE CATALUÑA (GIL) 90.000 euros Desde 2008 a 2009
ASOCIACIÓN DE EMPRESAS LÁCTEAS DE GALICIA (AELGA) 60.000 euros Desde 2008 a 2009

[1] Enlaces de las resoluciones emitidas por la Audiencia Nacional: Calidad Pascual (ECLI:ES:AN:2018:4040); Central Lechera Asturiana, S.A.T. (ECLI:ES:AN:2018:4193); Central Lechera De Galicia, S.L. (CELEGA) (ECLI:ES:AN:2018:4035); Corporacion Alimentaria Peñasanta, S.A. (CAPSA) (ECLI:ES:AN:2018:4037); Danone, S.A. (ECLI:ES:AN:2018:4039); Grupo Lactalis Iberia, S.A. (ECLI:ES:AN:2018:5301); Nestlé España, S.A. (ECLI:ES:AN:2018:5373); Puleva Food, S.L. (ahora Indústrias Lácteas Granada) (ECLI:ES:AN:2018:4038); Senoble Ibérica, S.L. (ahora Schreiber Foods España, S.L) (ECLI:ES:AN:2018:3649); Gremio De Industrias Lácteas De Cataluña (GIL) (ECLI:ES:AN:2018:4036); Asociación De Empresas Lácteas De Galicia (AELGA) (ECLI:ES:AN:2018:5302).